Declaración de HAF: Estudio Cuestiona los Índices de Recarga de Acuíferos Utilizados por Cadiz

WASHINGTON – Maite Arce, Presidente y CEO de Hispanic Access Foundation, dio a conocer la siguiente declaración en respuesta a un artículo que plantea serias preocupaciones sobre el Proyecto Hídrico de Cadiz, un plan que proporcionaría agua a los residentes de Los Ángeles y a los condados de Orange al bombear agua subterránea de un parque nacional, monumento nacional y otras tierras públicas ubicadas en el Desierto de Mojave.

El estudio determinó que gran parte del agua proveniente de los cinco manantiales en Mojave Trails National Monument se originó por la lluvia de hace miles de años y los índices de recarga de acuíferos han sido significativamente subestimadas por Cadiz, Inc. El Informe de Impacto Ambiental de Cadiz afirma que ninguno de los manantiales está conectado al acuífero que utilizarían para bombear el agua y el agua que se encuentra en los manantiales proviene completamente de recientes precipitaciones locales. Sin embargo, el agua proveniente de lluvia local sería más joven y la edad de los cinco manantiales, revelada a través de análisis de radiocarbono, demuestra que los manantiales deben ser alimentados por reservas de aguas subterráneas profundas. La conexión de los manantiales con el acuífero y los bajos índices de recarga significan que, si el nivel freático disminuye por incluso un pie, los manantiales podrían secarse, privando a la vida silvestre del desierto de fuentes de agua.

“El proyecto de extracción de agua de Cadiz suministraría menos del uno por ciento del agua que necesitan las ciudades de California, pero los costos reales serían exorbitantes. Esta agua es la fuente de vida para toda la región del desierto y su ausencia causaría un colapso, probablemente irreversible, en el ecosistema. Los impactos resultantes, que podrían afectar el turismo y la economía recreativa de la región, se sentirán predominantemente en la población Latina del desierto de California por generaciones venideras.

“Cadiz ha argumentado durante mucho tiempo que su proyecto no afectaría los ecosistemas del desierto. Sin embargo, desde finales de los 90, el Distrito Metropolitano de Agua ha rechazado este proyecto, las agencias federales han hecho correcciones a los errores científicos del proyecto de Cadiz y los científicos han determinado que el proyecto de Cadiz extraería hasta 10 veces más agua del acuífero del desierto de la que se puede recargar naturalmente. Ahora, hay más evidencia – revisiones y publicaciones – que afirman que el Proyecto Hídrico de Cadiz está errado y su soporte científico es incorrecto.

“El agua es un problema constante en California. Desde agua potable contaminada en cientos de comunidades de California hasta la prolongada sequía del Mar Salton que está a punto de iniciar una crisis sanitaria. Entendemos el deseo de desarrollar acceso a estos recursos, pero esta no es la solución – no podemos arriesgar una de las principales fuentes de vida de la región que, si se pierde, devastaría los ecosistemas, las economías y los medios de vida.”

En Febrero de 2018, se realizó una encuesta estatal a los votantes de California, la cual fue comisionada por Hispanic Access Foundation y conducida por David Binder Research, y se encontró un margen aproximado de 3 a 1, donde los votantes probablemente afirmarían (67 por ciento) que el bombeo drenaría los recursos hídricos subterráneos y secaría los manantiales del desierto que la vida silvestre necesita para sobrevivir. Solo el 19 por ciento estaba de acuerdo en que este proyecto generaría empleos y ayudaría a garantizar un suministro de agua estable para el Sur de California.

Temas Relacionados: