Educación

La educación es clave para construir una vida mejor. Una base sólida de conocimientos puede abrir las puertas al éxito financiero y personal en nuestras vidas.

Los estudiantes que se desempeñan bien en la educación primaria y secundaria a menudo dan el siguiente paso a la universidad, la que se ha convertido en parte esencial para obtener un empleo más estable y financieramente gratificante. Por tanto, la educación es un núcleo fundamental de la misión de Acceso Hispano.

La cantidad de estudiantes hispanos en las escuelas públicas de la nación casi se duplicó entre 1990 y 2006, representando el 60% del crecimiento total en la matrícula de escuelas públicas en ese período, de acuerdo con el Pew Hispanic Center.

En la actualidad hay aproximadamente 10 millones de estudiantes hispanos entre el preescolar y el 12° grado en el sistema de educación pública del país. Para el 2050 habrá más hispanos en edad escolar que blancos no hispanos.

El Logro Académico

Desafortunadamente, existe una brecha apreciable en el logro académico entre estudiantes latinos y blancos. Los estudiantes hispanos están sub-desempeñándose en exámenes estatales en todo el país. A pesar de las tendencias hacia una mayor matriculación, menos de la mitad de los latinos completan la escuela secundaria.

Los hispanos nacidos en EE.UU. tienen una tasa mayor de deserción escolar que los estudiantes afroamericanos y los blancos. Solo un 57% de los hispanos de 25 o más años tienen por lo menos una educación secundaria, en comparación con el 84% de la población en general.

Mientras que un 27% de la población en general de 18 o más años tiene por lo menos un título correspondiente a cuatro años de estudio universitario (bachelor’s degree), solo un 11% de los hispanos posee por lo menos un título universitario similar (Oficina del Censo de EE.UU.).

Importancia de la Educación para los Padres Latinos

No obstante, los padres latinos atribuyen un gran valor a la educación universitaria – incluso más que los padres blancos. Un 95% de los padres hispanos sostiene que es “muy importante” que sus hijos tengan una educación universitaria, en comparación con el 78% de los padres blancos.

Cuando se les preguntó por qué la gente no va a la universidad, el 77% de los Hispanos citó el costo de la educación así como la necesidad de trabajar para ganar dinero.

Varios estudios hallaron que tanto los padres como los jóvenes hispanos carecen de información adecuada sobre ayuda financiera. Al hablarles a adultos jóvenes que no estaban inscriptos en universidades, tres de cuatro respondieron que hubiera sido más probable que estudiaran en la universidad si hubieran sabido más sobre la ayuda financiera.

Nosotros trabajamos para mejorar el logro académico entre los hispanos:

  • Alentando a los padres a asumir un papel activo
  • Entendiendo las posibilidades de la ayuda financiera
  • Proporcionando referencias a programas de después de horas de clase y a tutores
  • Educando a la comunidad sobre la necesidad de apoyar a los estudiantes latinos

Con el crecimiento de la población hispana, es imperativo que los ayudemos a lograr su clave para el éxito.