Juntos Podemos Contra el Cáncer

De todos los cánceres, el cáncer de mama es la causa primaria de muerte para las mujeres latinas en los Estados Unidos, mientras el cáncer de colon es la secundaria para los hombres y las mujeres. Con detección temprana y tratamiento, la probabilidad de sobrevivencia aumenta mucho.

Nuestra respuesta

La Fundación de Acceso Hispano con fondos de CDC, ha lanzado una campaña que durará varios años para educar a los hispanos sobre la prevención y temprana detección del cáncer de mama y de colon. Titulado “Juntos Podemos Contra el Cáncer”, el esfuerzo incluirá docenas de obras gratuitas educativas, una campaña de Anuncio de Servicio Público y una línea telefónica gratuita para conectar a los hispanos con los recursos que necesitan.

A través de esta campaña, HAF ayudó directamente a casi 7,500 hispanos y conectó a casi 60,000 más a servicios bilingües relacionados con la salud y el cáncer. Adicionalmente, conducimos un estudio detallado sobre los cambios de comportamiento con varios de nuestros participantes en Denver y Yakima, Washington para identificar las mejores prácticas que se deberán ser implementadas para los latinos, educándolos y motivándolos a tomar acción.

HAF se enorgullese en su habilidad de ser el connector que ayuda a romper barreras y vincular a los hispanos con recursos ya en existencia. A través de éste proyecto, HAF colaboró con varios socios locales que ofrecen su experiencia y servicios. Socios claves en ésta iniciativa son El Gran Afiliado de Nueva York para la Cura de Susan G. Komen, la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Texas, El Centro Educativo de Salud del Área Miami-Dade, educadores laicos de salud y otras organizaciones sin fines de lucro.

Haciendo una diferencia

Resultados de mala salud son, desafortunadamente una realidad común en la comunidad hispana. Mientras puede que sea por razón de no tener un médico de atención primaria o acceso a cuidado de salud por lo general, a través de la educación, podemos fortalecer a latinos a convertirse en defensores activos de su propia salud.

El propósito principal era de enfatizar que las mujeres mayores de 40 años de edad deberían de ser checadas regularmente para el cáncer de mama, mientras los hombres y las mujeres con más de 50 años de edad deberían ser checados para el cáncer de colon. No todos los exámenes son costosos y en algunos casos, hasta la gente que no tiene seguro médico puede recibir exámenes. La detección temprana mejora el índice de sobrevivencia para casi todos.

Éste proyecto ayudó a que se entendiera mejor el conocimiento de la salud preventiva dentro de la comunidad hispana y los puso en el camino hacia resultados de mejor salud.