Medioambiente

Los hispanos sienten pasión por sus parques públicos y espacios abiertos.

Frecuentemente, los parques son el centro de nuestra vida y actividades en familia, al ser utilizados como marco social para picnics y reuniones de familiares y amigos.

Como tales, su protección y la conservación ambiental están entre las principales prioridades de los latinos.

Para ser claros, las tradiciones culturales no son la única razón por la cual nosotros y otros latinos expresamos en forma consistente nuestro firme apoyo a la pureza del aire, el agua y la tierra.

En muchas partes del país, la población hispana de EE.UU. se ve afectada de manera desproporcionadamente alta por la contaminación ambiental.

De acuerdo con la Asociación Estadounidense del Pulmón, los latinos son 165% más propensos a vivir en condados con niveles insalubres de contaminación del aire, agua, y contaminación de plomo y mercurio– todo lo cual puede causar serios problemas de salud.

Los hispanos también sufren tasas más elevadas de asma que los blancos, y debido a que constituyen casi un tercio de los que no están protegidos por seguro médico, es menos probable que ellos reciban atención especializada.

Los latinos son más propensos a vivir en las adyacencias inmediatas de industrias contaminantes y en áreas que no cumplen con los estándares nacionales de contaminación. Un estudio de 1995 halló que un 80% de los latinos vivía en áreas que no cumplían los estándares de calidad del aire de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) frente a un 65% de afroamericanos y un 57% de blancos.

La contaminación en EE.UU. plantea riesgos graves para la salud de todos, sin consideración de raza, origen étnico, idioma, o país de origen. Desafortunadamente, los hispanos se ven afectados en forma desproporcionada por factores que plantean serios peligros para su salud, a largo plazo.

Acceso Hispano emprende campañas para educar a los Hispanos sobre los problemas que afectan:

  • Su medio ambiente
  • La importancia de preservar los parques
  • Cómo puede convertirse en alguien que aboga por sí mismo y por el medio ambiente.

Ya sea por medio de anuncios de servicio público, viajes a lugares naturales o mensajes emitidos desde el púlpito, los latinos se están involucrando y empoderando en la lucha por entornos ambientales que muchos otros dan por seguros.