Participación de la Juventud: Protegiendo el Rio Gila

Capacitamos a la comunidad hispana para participar en las áreas que mejorarán sus vidas y el bienestar de esta generación y las que están porvenir. Y no hay mejor oportunidad que ayudar a la juventud de Las Cruces, Nuevo México en expresar su preocupación por proteger el Rio Gila, que ha sido amenazado por una propuesta de desviar su agua, terminando con el estatus de ser el último rio de fluyo natural en el estado.

Nuestra respuesta

Como parte de nuestro esfuerzo de exponer a más latinos en nuestra nación a las tierras públicas y enfatizar la importancia de preservarlas para futuras generaciones a través de experiencia propia, planeamos un viaje con el grupo de juventud en la Iglesia de Santa Rosa de Lima en Las Cruces. En octubre del 2013, llevamos a 25 jovenes latinos a acampar en el Bosque Nacional de Gila y tomaron parte de una caminata de 6 horas por el lado occidental del Rio Gila. El grupo juvenil había oído hablar sobre los conflictos al que se enfrentaba el rio, pero nunca habían tenido la oportunidad de verlo por si mismos. A través de su propia experiencia, pudieron ver que debían ser parte de la voz que determinaría el futuro del rio.

Haciendo una diferencia

El primer paso en cuanto regresaron del viaje fue de testificar ante el Comité de Recursos Naturales y el Senado de Agua del Estado en relación con la propuesta del Proyecto de Desviación de Agua del Rio Gila, que no solamente le costaría cerca de $200 millones a los contribuyentes de impuestos, sino también terminaría con el estatus de ser el último rio de fluyo natural en el estado de Nuevo México.

Después en febrero del 2014, siete jóvenes latinos se juntaron con el departamento de la gobernadora Susana Martinez para ofrecer sus experiencias en su visita al Rio Gila y explicaron por qué sentían que la propuesta para desviar el agua del rio debería de ser rechazada.

Éstos chicos son campeones vocíferos de nuestro patrimonio de tierra pública y aceptan por si mismos nuestra obligación moral de conservarla. Con su experiencia personal, están ansiosos de hacer una diferencia para el Gila- están inspirados para luchar por su protección para que otra gente joven pueda disfrutar el rio en el futuro.